Donald Trump es el villano perfecto.

No es solo la construcción mediática de su imagen por parte de la prensa, ni la fascinación que su figura ha creado en internet. Simplemente hay algo en él de atávico, una maldad primordial que se puede contemplar en los rasgos de su mirada, en la extraña textura de su rostro.

Y lo mismo pasa con su hijo: está marcado por un aura de irrealidad, una fuerza que lo hace parecer más un icono, un arquetipo, que un ser humano.

Por ello, si alguien nos dijera que este vil millonario y su vástago han viajado desde el pasado para venir a conquistar y destruir nuestro mundo, probablemente nos lo creeríamos.

El problema es que ahora alguien nos lo está diciendo.

En las profundidades de Reddit, algunos usuarios han descubierto una serie de libros infantiles de fantasía, escritos por Ingersoll Lockwood a finales del siglo XIX, que explican las aventuras de Baron Trump, un niño que vive en Castle Trump y cuyo mentor es el “Señor de los señores”.

No hace falta que tengamos tendencia a la conspiranoia: el hijo del actual presidente de los Estados Unidos se llama Barron, Barron Trump; el presidente es llamado Líder del Mundo Libre y es, además, conocido por tener su propio “castillo”, la torre Trump.

(The Huffignton Post)

Las coincidencias no terminan aquí. En 1896, Lokwood escribió un panfleto llamado El Último Presidente, en el que se imagina una ciudad de Nueva York inmersa en un conflicto popular por culpa de la elección de un candidato outsider.  Sin embargo, más inquietante es el hecho que la historieta más conocida de las que escribió Lockwood sea Baron Trump’s Marvellous Underground Journey: inspirado por el gran jefe, el joven Baron marchará hacia Rusia [sic] donde encontrará un portal mágico que le permitirá viajar a otras tierras.

O a otros tiempos.

Es aquí donde la locura se desata y los paralelismos dan pie a teorías mucho más elaboradas e inauditas.Reddit, 4chan, YouTube: todo el mundo está trabajando en una explicación para estas maravillosas simetrías.

En concreto, destaca una conjetura: el portal interdimensional que encuentra Baron Trump confirmaría las sospechas que el tío de Donald, el ingeniero John Trump, disponía de de mecanismos para viajar en el tiempo. Se sabe, además, que John tuvo acceso a los papeles de Nikola Tesla en los que —supuestamente— estaba investigando los viajes en el tiempo.

Resumiendo mucho, entonces, esto sería lo que habría permitido que Trump llegara donde está: explicaria su victoria en las elecciones tanto como el hecho que su figura parezca directamente sacado de un cuento de fantasía del s. XIX.

(YouTube)

La fiebre con este descubrimiento es tan elevada que ya hay incluso una campaña de crowfunding, iniciada por Leigh Scott, para adaptar Las aventuras de Baron Trump al cine.

Sin embargo, y a pesar de todas las teorías, el misterio sigue en pie: ¿son Trump y su hijo personajes de ficción? ¿han viajado en el tiempo? ¿Cuáles son sus intenciones?

Fuenteplaygroundmag.net
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here